Noticias

Cuando alguien quiere abrirnos las puertas de su corazón y confiarnos su dolor, debemos ser muy honestos y poner en oración lo siguiente:

Cuando alguien quiere abrirnos las puertas de su corazón y confiarnos su dolor, debemos ser muy honestos y poner en oración lo siguiente:

  • Saber si somos la persona indicada para poder ayudar y acompañar con mucha compasión al otro
  • Analizar si estamos preparados para escuchar sin escándalo, sin juicios, siendo conscientes de que el otro ya ha sufrido bastante con lo que ha vivido,, como para que nosotros agreguemos más dolor a su dolor
  • Es importante saber si podremos escuchar atentamente, sin tratar de dar soluciones, como recetas mágicas, para solo intentar que la otra persona se sienta bien, pero no escuchada y comprendida; porque muchas veces, el otro no busca soluciones cuando expresa su dolor, solo necesita ser escuchado.
  • Y por último, saber que somos capaces de guardar en lo más profundo de nuestro ser, con un respeto absoluto por el otro, todo aquello que se nos ha confiado, sin jamás usarlo para manipular o traicionar la confianza de quien en algún momento puso su corazón en nuestras manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *